Transformar residuos cloacales en biocombustibles

Transformar residuos cloacales en biocombustibles

344
0

Transformar residuos cloacales en biocombustibles. Los residuos pueden ser una muy buena fuente de energía, con residuos de hogares , residuo de oliaginosas y ahora la Universidad General de Belgrano y la empresa Explora, están desarrollando biocombustibles a partir de desechos cloacales.

biocombustibles_a_partir_de_desechos_cloacales__del_laboratorio_a_la_industriaLos biocombustibles son importantes en cualquier economía, ya que bajan las emisiones de gases a la atmósfera, además de no contaminar, pero existe un problema en la actualidad, usamos los recursos de nuestros suelos para la energía, lo cual nos genera un problema a futuro con la alimentación, si tenemos en cuenta que  Argentina es uno de los países exportadores de biodiesel más grande del mundo.

Así también lo expone el químico Javier Montserrat, investigador docente del Instituto de Ciencias (ICI) de la Universidad y director adjunto del proyecto,: – “El problema principal de esta tecnología es que la materia prima, en este caso el grano de soja, compite con fines alimenticios”.

Esto baja la sustentabilidad de estos sistemas de generación de energías más limpias, por esto se están buscando las alternativas a la soja.

Tengamos en cuenta que en nuestro país casi la totalidad de los biocombustibles se produce a partir de aceite de soja (biodiesel) y, en menor medida, de caña de azúcar (bioetanol).

Los barros cloacales juntan la materia fecal y también los residuos domiciliarios asociados a la limpieza corporal, como los jabones, que forman una capa de ácidos grasos libres, que debido a su menor densidad flota sobre el agua. Según estudios preliminares realizados por Explora SA, los barros cloacales tienen un importante contenido de grasas que podrían extraerse mediante procedimientos químicos para transformarlos en biodiesel.

En un plazo de dos años, el equipo de investigadores de la UNGS, pertenecientes al Área de Química Ambiental del ICI, deberá analizar los impactos de los procesos químicos seleccionados para la extracción de los ácidos grasos y sortear una serie de problemas para producir con la técnica elegida primero de uno a dos litros de biocombustibles, después de 10 a 15 litros, y finalmente definir la tecnología que será utilizada a escala industrial.

La materia prima será suministrada por Agua y Saneamientos Argentinos SA (AySA), que cuenta con una planta de pre-tratamiento de efluentes ubicada en la localidad de Berazategui. Esta planta, con un caudal medio de tratamiento de 22 mil litros de agua por segundo, concentra los residuos cloacales provenientes de la Ciudad de Buenos Aires y de 17 partidos del conurbano bonaerense y los separa en sólidos, básicamente arenas y grasas, y en líquidos, que son volcados al Río de la Plata para “aprovechar las cualidades auto-depuradoras del río para degradar fácilmente los efluentes tratados”.
La etapa final del proyecto estará a cargo de Explora SA, principal socio de la UNGS en este emprendimiento, que deberá transformar esos ácidos grasos en biodiesel para su posterior comercialización. En la actualidad, esta empresa de capitales nacionales produce y comercializa biodiesel y glicerina cruda, principalmente a partir de aceite de soja.

“El biodiesel será totalmente equivalente al que se obtendría a partir de un aceite vegetal, pero con un beneficio directo para el ambiente porque esos barros cloacales tan cargados de ácidos grasos terminan en el Río de la Plata, de manera que si los separamos y los utilizamos como biocombustible vamos a ayudar a reducir la acción depuradora del río, como cuna de afluentes de degradación de esos residuos”, destaca Montserrat.

(Visited 9 times, 1 visits today)

comentarios

Dejar una respuesta