Sin saberlo, usamos en nuestras paredes pinturas industriales que contienen sustancias perjudiciales para el organismo. ¿Cuáles son los beneficios de las pinturas naturales? ¿Pensaste alguna vez en preparar tu propia pintura para las paredes de tu casa?

 

PINTURAS INDUSTRIALES  Y PINTURAS NATURALES


 

Muchos de los productos que se fueron creando para la vida cotidiana y el hogar liberan una gran cantidad de contaminantes.

Las pinturas industriales resultan perjudiciales para el medio ambiente debido a la cantidad de metales pesados que contienen, como plomo, cromo, cadmio, mercurio, zinc, etc. También son nocivas debido a compuestos orgánicos volátiles como xileno, tolueno, acetonas o fenoles que perduran durante semanas y meses luego de su aplicación.

Con los avances tecnológicos, las investigaciones y el desarrollo que aplican las empresas en la actualidad, se logran productos más naturales y menos dañinos para el medio ambiente. Este es el caso de las pinturas ecológicas.

Así, las opciones naturales intentan contrarrestar o disminuir el desequilibrio ambiental.

En el mercado, están proliferando pinturas ecológicas que son al agua, o están hechas con materias primas de origen vegetal. No contienen plomo, ni solventes. Por esta razón no producen olores nocivos, ni irritación en ojos y piel si hay salpicaduras. Tampoco producen contaminación los sobrantes arrojados al drenaje. Además, los aplicadores como rodillos y pinceles pueden durar hasta cinco veces más…

 

BENEFICIOS DE LAS PINTURAS NATURALES


 

  • A diferencia de las pinturas tradicionales, las pinturas naturales son producidas con componentes de origen vegetal como resinas, aceites naturales y restos de productos reciclados. Por otro lado, están compuestas por compuestos minerales como silicato, arcilla o dolomita.

 

  • No contienen compuestos orgánicos volátiles (COV), que emiten gases y vapores contaminantes del medio ambiente y nocivos para la salud. Evitan, por ejemplo, alergias y problemas respiratorios.

 

  • Debido a sus elementos minerales son más seguras en casos de incendio porque no emiten gases tóxicos. También pueden ser ignífugas (retardantes del fuego).

 

  • Las paredes con pinturas naturales no se cargan con electroestática y así no atraen el polvo. Se mantienen limpias y los colores se mantienen en el tiempo.

 

  • No generan residuos tóxicos en su producción o utilización.

 

  • Por su composición, forman una capa porosa que facilita que la pared “transpire”. El portal elmueble.com explica que “La casa puede ‘respirar’ dejando pasar el vapor de agua, lo que hace que la atmósfera sea más sana y evita las humedades”. Por su parte, icasasecologicas.com sostiene: ” tanto la humedad como el vapor de agua pueden circular al exterior evitando así la condensación que hace que la pintura se separe de la pared y se caiga”.

 

  • Mantienen la higiene y retardan la reparación o el pintar nuevamente las superficies. Esto es posible porque la circulación permanente de aire  evita que se forme una capa mohosa en las paredes. También evita que se acumulen bacterias.

 

RECETAS PARA HACER PINTURA NATURAL


 

Para evitar la exposición a sustancias químicas tóxicas podemos pensar entonces en recurrir a pinturas ecológicas o bien en alternativas caseras orgánicas y económicas.

Podés seguir este enlace y conocer cómo preparar pintura ecológicas de :

  • almidón (con papas);
  • leche;
  • aceite
  • y cal…

Por otro lado, otra opción casera puede ser la pintura de nopal.

El nopal es una planta de la familia de los cactus que habita en todo América y crece de manera silvestre. No es exigente para mantener y se puede plantar en cualquier tipo de suelo. Por esta razón se hizo popular en este continente.

Este vegetal fue usado por los nativos americanos con fines terapéuticos, pero también ha demostrado tener propiedades térmicas increíbles. Así, se convierte en un buen impermeabilizante.

Los indígenas mezclaban el nopal con arena para pintar sus templos, mientras los españoles impermeabilizaban los conventos mezclándolo con azogue (antiguo nombre del mercurio).

¿CÓMO PREPARAR PINTURA DE NOPAL?


 

Se necesitan: 5 nopales grandes, 2 1/2 kg de sal, 2 tazas de sal de mesa, colorante para cemento del color deseado y 6 litros de agua.

Además: Tazón de vidrio con capacidad de 3 a 4 litros; colador grande; cubeta o recipiente con capacidad de 8 litros; palo de 50 cm limpio; cuchillo y tabla de picar; guantes de goma.

Botes de pintura vacíos con tapa, limpios y secos, suficientes para envasar 7 litros de pintura (podés reciclar envases).

Procedimiento

  1. Cortar los nopales en trozos pequeños y ponerlos en el tazón. Agregar 2 litros de agua y dejarlos reposar durante toda la noche para que “suelten la baba”.
  2. Al día siguiente, en la cubeta, se vierte la cal, la sal y los 4 litros de agua restantes, revolviendo muy bien los ingredientes con el palo de madera.
  3. Incorporar la baba de nopal, previamente colada. Revolver a hasta lograr una mezcla uniforme.
  4. Poco a poco agregar el colorante recordando que la cantidad depende del tono que se quiera obtener. Si se desea obtener pintura blanca, no es necesario usa el colorante.

Envasado y Conservación

Colocar la pintura en los recipientes. Es importante colocar una etiqueta con el nombre del producto, la fecha de elaboración y la de caducidad.

Cabe destacar que la pintura se mantiene en buenas condiciones hasta por un año si se conserva bien cerrada, en un lugar seco y oscuro.

 

COLORANTES NATURALES


¿Cómo obtener colorantes naturales para tus pinturas caseras?

Con verduras, frutas y especias se pueden obtener los siguientes colorantes:

  • Verde a partir de acelgas, espinacas, pimiento verde, col rizada, perejil o menta.
  • Morado con la remolacha, y moras negras. Para lograr un tinte fucsia se añade unas gotas de limón al jugo obtenido. Con una pizca de bicarbonato de sodio se obtiene un azul profundo.
  • Rojo con cerezas, frambuesas, fresas, pimiento rojo, tomate y pimentón.
  • Azul profundo con arándanos.
  • Amarillo a partir de especias como el azafrán, la cúrcuma, mostaza o el curry.
  • Naranja a partir de zanahorias y cáscara de naranja.
  • Marrones y tonos oscuros con té negro, café y cacao. Para obtener estos tonos:
  1. Licuar la verdura o fruta para extraer el jugo y hervirlo para que se evapore el exceso de agua.
  2. Cortar en trozos la fruta o verdura y dejar en remojo dentro de un tarro de vidrio con agua, alcohol o aceite. Cuando hayan transcurrido varios días, habrá soltado el color de base agua, tintura (alcohol) o aceite.

Por otro lado, las tierras de colores y minerales contienen pigmentos naturales que permiten obtener diversos colores:

  • Amarillo con cadmio y zinc
  • Rojo con óxido de hierro.
  • Naranja con sulfoseleniuro de cadmio y bario.
  • Negro con carbón.
  • Azul con ferrocianuro férrico o manganeso.
  • Verde con cobre y con óxido de cobalto y zinc.
  • Blanco con zinc o titanio.
  • Tostados con arcilla.

Estos colorantes y pigmentos minerales se pueden adquirir en polvo en tiendas especializadas.


FUENTES:

http://www.pintatucasa.es; icasasecologicas.com; www.sustentator.com; ecoosfera.com; www.pintomicasa.com; www.bricoydeco.com; www.elmueble.com

(Visited 69 times, 9 visits today)

comentarios

Dejar una respuesta