La falsa historia VIRALIZADA de Luka Modrić

La falsa historia VIRALIZADA de Luka Modrić

1481
0

Historias de Mundial


Como todos los mundiales, Rusia 2018, también tiene sus historias. Ya te contamos acerca de Ahmed Musah, el Hotel Sustentable de Lio Messi. Este miércoles, Croacia se convirtió en Finalista de la Copa del Mundo y tiene un protagonista: Luka Modrić, el mediocampista de la selección de Croacia y estrella del Real Madrid.

A a pesar del éxito que hoy día tiene, no tuvo una vida nada fácil. Su infancia fue muy dura, pero su historia demuestra que los sueños no deben ser abandonados jamás, y que la perseverancia nos puede llevar a donde queramos.

La falsa historia VIRALIZADA de Luka Modrić


El desarrollo de la Copa del Mundo en Rusia 2018 ha dado pie a un curioso y absurdo fenómeno, en el que usuarios cuentan historias cargadas de emotividad, pero totalmente falsas sobre algunas figuras del torneo.

Uno de los casos más emblemáticos ha sido el de Luka Modric, quien se ha erigido como la gran figura de la buena campaña de Croacia en el torneo.

Tras su excelente actuación, principalmente frente a Argentina, se viralizó un relato sobre el mediocampista de Real Madrid en donde se comentaba que había sido testigo del fusilamiento de su abuelo, además de haber escapado de un campo de concentración, saber español, estudiar ingeniería en recursos hídricos y contar con un taller donde se fabrican brazos en 3D para niños.

Una historia digna de resaltar, aunque es todo falso o incorrecto, según comentó Vicente Azpitarte, autor de la biografía del croata, quien sostuvo que lo único que sí es verídico es que maneja el habla hispana.

Un pasado difícil


A sus 5 años, vivió un momento complejo para un niño: la Guerra de Yugoslavia y la pucha por la independencia de Croacia fueron su contexto. La familia del futbolista tuvo que huir de su país para refugiarse, menos su abuelo, que fue brutalmente ejecutado por rebeldes.

Los enfrentamientos y la lucha por escapar de ese calvario acabaron trasladando la vida de Modrić a un hotel de refugiados en Zadar, donde el estacionamiento se transformó en una cancha de fútbol para ese pequeño niño que no tenía ni idea que terminaría siendo una estrella.


Al finalizar la guerra, Luka comenzó a jugar al fútbol. Su club favorito, el HNK Hajduk Split, lo rechazó por ser demasiado pequeño pero eso no lo detuvo, sino más bien lo impulsó a seguir esforzándose para hacerse un lugar en el mundo del fútbol. Y lo logró. El Dinamo de Zagreb fue el primer equipo en firmar un contrato profesional con el jugador, a sus 16 años.

 

 

(Visited 962 times, 10 visits today)

comentarios

Dejar una respuesta