Algunas casas sustentables increíbles, curiosas y originales están ubicadas en distintas partes del mundo…

Muchos diseñadores acompañan las ideas de los propietarios utilizando materiales novedosos y teniendo en cuenta las necesidades de los nuevos tiempos…

Los resultados son construcciones diferentes a la vista, pero que al mismo tiempo reducen el impacto ambiental, optimizan los espacios disponibles y mejoran la eficiencia energética.

Te mostramos 4 llamativos ejemplos…

AutoWohnhaus en Austria


Entre las casas sustentables increíbles, curiosas y originales del mundo se encuentra el AutoWohnhaus en Austria. Es una casa ecológica con forma de coche ubicada en un barrio residencial de Salzburgo.

Se construyó bajo los conocimientos del arquitecto Markus Voglreiter para una familia de aquella ciudad.

Transformar la estructura de la casa en un automóvil fue un gran desafío ya que originalmente era una casa de estilo años 70. 

Luego, el arquitecto también tuvo que crear dos viviendas separadas para incorporar dos generaciones de una familia.

Su original forma de automóvil está definida por las cuatro ruedas pero no es móvil. Su nombre es Voglreiter Auto Residence.

Es una casa real y cómoda para habitar, luminosa y amplia pese a parecer pequeña, constrasta con las casas del entorno.

El diseñador utilizó un sistema de construcción para calefacción con eficiencia energética y un aislamiento que reduce drásticamente el consumo de energía.

Esta casa sigue las normativas vigentes desde el 1 de junio de 2013, a partir de la cual todas las viviendas de Europa deben contar con un certificado de eficiencia energética.

Esta normativa pretende rediseñar el sistema constructivo de todos los países miembros para que éste sea lo más respetuoso posible con el medio ambiente, y así, empezar a crear ciudades más sostenibles.

De hecho, la directiva establece que para el 2020 los edificios que se construyan deberán tener un consumo de energía casi nulo.

 

 

Casa solar en forma de domo geodésico en Noruega


Esta casa está ubicada entre las montañas heladas al norte de Noruega, en la isla Sandhomoya, dentro del círculo polar ártico. Fue autoconstruida por la familia Hjertefølger sobre una casa fabricada artesanalmente.

Los materiales de bajo impacto ambiental se mantienen calientes en el invierno bajo la cúpula y la ventilación natural mantiene las cosas frescas incluso en verano.

Su estructura está armada con paneles de vidrio y aluminio provistos por la empresa Solardome. Quedó terminada en 2012 luego de tres semanas de trabajo.

La casa solar está construida de manera tal que resiste los intensos vientos árticos.

Como detalle especial podemos decir que crea un efecto invernadero y mantiene la temperatura interior constante durante todo el año.

Estas características le han permitido a sus dueños contar con un jardín y un huerto para cultivar verduras y frutas orgánicas.

 

La casa más angosta del mundo en Polonia


La Keret House es la casa más angosta del mundo y mide tan sólo 3 pies de ancho en su punto más estrecho.

Fue construida y diseñada en el barrio de Wola, Varsovia, la capital de Polonia,por un arquitecto polaco: Jakub Szczesny.

El lugar, es tan delgado, que cabe en un callejón estrecho entre dos edificios de esa ciudad.

Originalmente fue construida como un monumento a los padres de los propietarios y luego pasó a ser usada por la Fundación de Arte Moderno de Polonia en el Programa de Residencias.

Esta pequeña casa es una muestra de cómo aprovechar al máximo la tierra en medio de las grandes urbes, teniendo en cuenta los problemas demográficos y la superpoblación.

 

Casa hecha con latas y botellas en Argentina


Existe una curiosa construcción que estuvo a cargo del diseñador Manuel Rapoport en Bariloche, provincia de Río Negro, Argentina.

Para la obra se utilizaron alrededor de 800 latas de aluminio y algunas botellas de vidrio, que dieron por resultado esta casa de descanso en las montañas.

La idea de reutilizar las latas para construir una vivienda surgió después de que el diseñador tuvo mellizos y fue notando la cantidad de latas de leche que se acumulaban todos los días.

Las latas fueron transportadas hasta la Patagonia. Se aplanaron y cortaron, para que quedaran como planchas, y luego cubrir la casa y así protegerla de los fuertes vientos. Algunos ventanales también están hechos con desechos, como botellas de whisky y de otros licores que el diseñador guardaba en su casa de la ciudad.


Otra fuente consultada:

http://conciencia-sustentable.abilia.mx/

 

 

 

 

 

 

(Visited 68 times, 3 visits today)

comentarios

Dejar una respuesta