¿Transporte público gratis y desaparecen los autos diesel?

¿Transporte público gratis y desaparecen los autos diesel?

294
0
El subterráneo llegando a la Alexandreplatz de Berlín. Foto: Pixabay

 ¿Transporte público gratis y desaparecen los autos diesel?


El plan es el transporte público GRATIS para reducir la contaminación, la acción es urgente. Ya que Alemania y otros ocho miembros de la UE, incluidos España, Francia e Italia, superaron el plazo del 30 de enero para cumplir con los límites establecidos por el bloque a las emisiones de dióxido de nitrógeno y partículas finas.

La contaminación por gases de hidrocarburos afecta a más de 130 ciudades en Europa , según la comisión, causando alrededor de 400,000 muertes y un costo de € 20.000 millones en gastos de salud por año en toda la Unión.

Los países que no cumplan con los límites de la UE podrían enfrentar acciones legales en los tribunales de Justicia europeos, que puede imponer multas por incumplimiento.

El subterráneo llegando a la Alexandreplatz de Berlín. Foto: Pixabay

En respuesta a un requerimiento de la Comisión Europea para reducir los niveles de óxidos de nitrógeno.
Un plan piloto va a ser puesto a prueba en cinco importantes ciudades alemanas, con el fin de incentivar a que la gente use más el transporte público y menos sus autos particulares.

Transporte público gratuito para todos


Alemania ha sorprendido a sus vecinos con una propuesta radical para reducir el tráfico vehicular: planean hacer que el transporte público sea gratuito para todos, al menos en cinco ciudades por ahora. Berlín se esfuerza por cumplir los objetivos planteados por la UE respecto a la cantidad de gases de efecto invernadero que se pueden liberar a la atmósfera por año, y así evitar grandes multa

La medida llega unos dos años después de aquel devastador escándalo de emisiones de los autos alemanes, llamado popularmente “dieselgate”; la marca Volkswagen (además de otras marcas europeas) desataron una ola de enojo en la industria automotriz, una piedra angular de la prosperidad alemana, y la indignación generalizada en organizaciones ambientalistas de todo el orbe.

“Estamos considerando instaurar el transporte público gratuito para reducir el número de automóviles particulares”, escribieron tres ministros, incluida la ministra de medio ambiente, Barbara Hendricks, al comisionado de Medio Ambiente de la UE, Karmenu Vella, en una carta que vio la agencia AFP el martes.

“Combatir eficazmente la contaminación del aire sin más demoras innecesarias es de la más alta prioridad para Alemania”, agregaron los funcionarios.

Visionario plan piloto


La propuesta podría aprobarse a más tardar a finales de este año y entraría a regir, por ahora, en cinco ciudades del oeste de Alemania, incluida la antigua capital, Bonn, y las ciudades industriales de Essen y Mannheim.

Además de poder viajar en trenes y ómnibuses sin pagar boleto, otros pasos propuestos el martes incluyen restricciones adicionales a las emisiones de flotas de vehículos como ómnibuses y taxis, zonas exclusivas de bajas emisiones o apoyo para esquemas de uso compartido de automóviles, conocidos como “carpooling”.

 

¿Los autos diesel podrían desaparecer de la circulación en Alemania?

El jueves 22 de febrero la Corte Administrativa Federal de Alemania deberá pronunciarse sobre una medida políticamente explosiva: la posibilidad de prohibir en ciertas zonas los vehículos diésel más contaminantes, responsables de las emisiones de óxido de nitrógeno que generan las enfermedades respiratorias y cardiovasculares.

La justicia alemana podría abrir el jueves la vía para prohibir la circulación de los vehículos diésel más contaminantes, una decisión temida tanto por los responsables políticos como por los fabricantes de automóviles, que han hecho todo lo posible para evitarlo.

Según la Oficina Federal de Medioambiente, unas 70 ciudades alemanas presentan niveles de óxido de nitrógeno superior al límite anual medio de 40 microgramos/m3 en 2017. Múnich, Stuttgart y Colonia son los casos más flagrantes.

Una Medida no muy popular entre la población


Prohibir los coches diésel en ciertas zonas es una medida muy impopular entre los automovilistas y en los sectores económicos, especialmente el de los artesanos. Se alega que “no se pueden poner trabas a la libertad de la gente, que no se puede desposeer a los propietarios de un diésel”, explica Hermann, miembro del partido ecologista que gobierna la región con los conservadores de la CDU.

La simple perspectiva de estas medidas aceleró la caída de las ventas de coches diésel en el país que inventó esta tecnología. Su parte del mercado pasó del 48% en 2015 a cerca del 39% en 2017.

La potente industria automovilística y el gobierno han hecho todo lo posible para intentar evitar una prohibición parcial que afectaría a millones de vehículos diésel de normas Euro 5 y anteriores -comercializados hasta 2015.

(Visited 40 times, 2 visits today)

comentarios

Dejar una respuesta