Protección UV- Mar del Plata, Punta Mogotes

La protección UV -ultravioleta- en la ropa,es furor en las playas de Mar del Plata.

La tecnología se relaciona con la ropa, ropa inteligente. Una manera muy particular, es por ejemplo proteger la piel. Mar del Plata es un ejemplo de ciudad donde se está implementando el uso de ropa con protección UV.

Hay remeras y shorts que traen protección ultravioleta equivalente al factor 50 de las cremas que se usan habitualmente.

Este verano, muchos negocios de esa ciudad turística tuvieron que reponer mercadería luego de la Navidad debido a la cantidad de ventas de esas prendas protectoras. Los precios no son tan altos si se compara con cualquier producto de protección solar en crema.

Los valores de las remeras rondan entre los  500 y los 660 pesos. Las cremas con protección solar factor 50 que se venden en las farmacias marplatenses cuestan no menos de 300 pesos y hasta 600.

Los niños usan en las playas remeras de lycra con las que pasan largas al sol y gorras especiales, Los bebés pueden tener hasta enteritos con protección solar. También son muy usadas las mallas y los shorts con protección.

En los locales dedicados a la indumentaria de surf es donde más se consigue esta ropa: hay marcas australianas, brasileras y argentinas que confeccionan las prendas con telas especiales para proteger la piel del sol.

Furor de la ropa con protección UV en Mar del Plata

Origen de las telas inteligentes y de la ropa con protección UV

Los llamados textiles inteligentes, como muchos productos e innovaciones, surgieron y se desarrollaron rápidamente debido a la industria aeroespacial y militar.

Se llevan décadas invirtiendo en la búsqueda de soluciones para hacer frente a diversos problemas. Las condiciones ambientales extremas como los rayos solares intensos son unos de los aspectos más considerados.

Afortunadamente gracias a estas tecnologías encontramos tejidos que protegen de las radiaciones ultravioleta y son muchas las marcas que fabrican prendas para el outdoor que los incorporan.

Fue en 1996, en Australia, cuando comienza a desarrollarse la ropa con protección solar.

Ese país tiene una gran población de piel clara y grandes cantidades de problemas dermatológicos. Por eso se inició una política de salud pública para fomentar nuevas formas de protección solar.

La Agencia Australiana de Protección de Radiación y Seguridad Nuclear (Arpansa) es la entidad que desarrolló el estándar que mide la protección solar de las telas: 30,40 o 50+. https://www.arpansa.gov.au/

La ropa es nuestra primera y más efectiva forma de protección solar

La crema no es la única solución para ir bien protegido contra el sol, la ropa es también una muy útil herramienta. Y no necesariamente ropa como la que está de moda con telas especiales, sino la que cada uno tiene en su placard.

Numerosos problemas de la piel atribuidos al envejecimiento como arrugas, manchas color café , flacidez de la piel o directamente cáncer de piel son provocados por los rayos UV.

Afortunadamente, la ropa puede absorber o bloquear gran parte de esta radiación.

La Fundación Cáncer de Piel (Skin Cancer Fundation) recomienda observar algunos detalles para vestirse pensando en protegerse del sol:

  • Las telas o tejidos de punto apretado como los jeans y el paño, que tienen agujeros más pequeños entre los hilos, son los más apropiadas.
  • Las fibras sintéticas o semisintéticas (como el poliéster y el rayón) ofrecen mayor protección solar que el algodón.
  • Los materiales delgados y livianos, incluyendo algunas sedas y algodones decolorados, dejan pasar más RUV que los tejidos más pesados y densos.
  • Los colores oscuros como el rojo o el negro, absorben más RUV que el blanco o los  colores pastel, bloqueando el paso de los RUV antes de que alcancen la piel.
Los sombreros son la principal forma de protección de la cabeza. Los especialistas suelen recomendar usar sombreros de ala ancha que tengan como mínimo 7.5 centímetros en toda la circunferencia.
Los sombreros proveen sombra a la cara, cuello, orejas y parte superior de los hombros.
Los anteojos de sol deben cubrir los ojos, párpados y la mayor parte de piel posible alrededor de los ojos. Las gafas deben tener una etiqueta que especifique que bloquean entre el 99 y 100 % de los RUV.
Hay prendas de distintas marcas, en algunos países, que traen etiquetas de Factor de Protección Ultravioleta (FPU). Con un número, indican la fracción de rayos UV que pueden ser bloqueados por el tejido.
 Noelia Gieser

 

 

 

 

 

 

(Visited 149 times, 8 visits today)

comentarios

Dejar una respuesta