ONDAS ELECTROMAGNÉTICAS…la contaminación invisible

 ONDAS ELECTROMAGNÉTICAS…la contaminación invisible

280
0

 

Las ondas electromagnéticas son invisibles

Las ondas electromagnéticas nos brindan servicios todos los días. Son invisibles e imperceptibles y nos permiten  realizar múltiples acciones que ya se han vuelto cotidianas y necesarias como comunicarnos, informarnos, y permitirnos una vida de comodidades en nuestros hogares. Sin embargo, despierta muchas inquietudes, por ejemplo la colocación de antenas de celulares en las ciudades.

Redacción: Noelia Gieser

Algunos investigadores sostienen que no es saludable vivir a pocos metros de este tipo de instalaciones puesto que las ondas electromagnéticas de radiofrecuencia que generan, podrían provocar daños en la salud humana.

Antenas

La contaminación por radiación electromagnética

La contaminación causada por radiación electromagnética es uno de los problemas ambientales de este siglo en las ciudades de todo el mundo.

El problema fundamental son los niveles de emisión contaminante  a los que estamos expuestos

¿Qué es la electropolución y cómo influye en la salud ?

Las antenas son indispensables para la conectividad de la red celular de comunicaciones. Especialistas explican que cuanto mayor es la cantidad de terminales móviles que pretenden comunicarse en un área determinada, mayor deberá ser la cantidad de antenas que estén activas en esa zona, de lo contrario el exceso de demanda de contactos puede hacer colapsar el servicio. Así, en los centros urbanos se multiplica la presencia de antenas debido a la mayor concentración de usuarios en esos lugares.

ondas electromagnéticas

Las antenas emiten radiaciones no ionizantes (RNI) lo que significa que la energía de esa radiación no alcanza a romper las ligaduras de un átomo. En nuestro país sus niveles de emisión deben estar por debajo de los límites establecidos por la Resolución 202/95 del Ministerio de Salud y Asistencia Social de la Nación.

Consultado acerca de este tema, el Ing. Néstor Huga Mata ,especialista en la incidencia de las antenas de telefonía y el uso del celular en la salud de las personas, proporcionó documentación al respecto y se refiere en primera instancia al significado de la electropolución.

“Este concepto  abarca un campo de distinto tipo de energías electromagnéticas, que son irradiadas en el ambiente producto de la actividad diaria con el uso de los artefactos, tanto industriales como hogareños, que son invención humana, lo mismo ocurre con las líneas de distribución de energía eléctrica. Esta irradiación ambiental es agresiva y dañina para la salud cuando superan un cierto nivel que debemos considerar. Son energías invisibles e indetectables para los sentidos del ser humano, pero perfectamente detectables por aparatos de medida electrónicos, con los cuales se puede gestionar una labor de protección y prevención de la salud.

Dentro de esta definición de electro polución o polución electromagnética, se encuentra el caso particular de los efectos nocivos para la salud del uso de la telefonía móvil con sus aparatos individuales y toda la red de estaciones fijas y repetidoras, que invaden todo el territorio de la Nación, especialmente, las zonas urbanas, donde la densidad de antenas y teléfonos es cada vez más alta.

Debido a que la tecnología avanza mucho mas rápido que las investigaciones biológicas de los efectos sobre la salud humana, existe un gran desconocimiento público de las incidencias que tienen sobre la salud este tipo de radiaciones electromagnéticas”.

“Las fuentes de campos electromagnéticos pueden ser naturales o producidas por el hombre” continúa informando el documento del Ingeniero Mata. “En el caso de las naturales son aquellas producidas por una acumulación de cargas eléctricas, ya sea por las nubes o bien por acumulación de cargas estáticas en los objetos por la acción del viento y su descarga aleatoria a través de la atmósfera, por otro lado se incluye la existencia del campo magnético de la tierra como así también la existencia de las radiaciones provenientes del espacio exterior. Los campos electromagnéticos creados por el hombre van desde los rayos X generados por los equipos de diagnóstico hasta los producidos por las redes de energía eléctrica, pasando por toda la gama de comunicaciones inalámbricas y equipamientos electrónicos, estos últimos hacen que la densidad de potencia promedio sea del orden de un millón de veces más elevada que la que se encuentra en la naturaleza en sitios agrestes”.

Antenas

La OMS establece niveles seguros

A partir de 1996 la OMS (Organización Mundial de la Salud) ha iniciado un programa multidisciplinario de investigación de gran magnitud, a nivel internacional, para poder establecer con una cierta certeza, cuál es el nivel aceptable de radiación electromagnética que puede establecerse como seguro para la salud humana, pero aún no hay novedades al respecto.

Fatiga, irritabilidad, náuseas, cefaleas, anorexia, depresión, taquicardia, híper o hipotensión, somnolencia, insomnio, dificultad en la concentración, alergias cutáneas, transtornos cardiopulmonares, problemas reproductivos… aparecerían como ejemplos de afecciones. Las radiaciones favorecerían además el crecimiento de células malignas a lo largo de los años…

 

Otras fuentes de contaminación electromagnéticas

Además de las antenas de telefonía, existen diversas fuentes de esta clase de contaminación como los transformadores, las antenas emisoras de telefonía, radio y televisión, los radares, los aparatos electrónicos, los teléfonos inalámbricos, los teléfonos móviles, y los electrodomésticos.

 

Los electrodomésticos son los focos de radiación electromagnética más importantes en el interior de una vivienda. El radiorreloj, la máquina de afeitar eléctrica ,el secador de pelo , el lavarropas, la heladera, los radiadores eléctricos, el microondas, el televisor…

Debido a la proximidad a que se encuentran de las personas, la radiación que provocan puede ser preocupante. No obstante, a diferencia de una línea de alta tensión, que afecta durante todo el tiempo que se pasa en un edificio expuesto a su influencia, los electrodomésticos tienen un tiempo de uso restringido, excepto cuando se trata de profesionales que, por su trabajo, los utilizan con asiduidad.

Muchos de estos profesionales son  candidatos a padecer las enfermedades y trastornos que están ligados a la exposición a campos electromagnéticos.

 

La Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Agencia Internacional de Investigación del Cáncer (IARC)han vinculado en varias oportunidades el uso de teléfonos celulares con un posible riesgo de cáncer cerebral en seres humanos. 

Se continúan las investigaciones en todo el mundo para demostrar un vínculo consistente entre el uso de teléfonos celulares y los cánceres del cerebro, los nervios, u otros tejidos de la cabeza o el cuello, teniendo en cuenta que la tecnología del teléfono celular y cómo las personas lo usan, ha estado cambiando rápidamente.

Por otra parte la tecnología Wi-Fi (Wireless Fidelity), ofrece la posibilidad de conexiones rápidas a través de señales de radio sin cables o enchufes. Las tecnologías  Wi-Fi, WiMAX (wifi de banda ancha) tienen el denominador común de referirse a tecnologías que permiten la comunicación de voz y datos sin utilizar cables.  Estos sistemas producen ondas electromagnéticas al igual que los teléfonos móviles.

La polémica mediática sobre el uso de los sistemas Wi-Fi comenzó en Gran Bretaña después de que una investigación hecha por el programa Panorama, de la cadena estatal BBC, denunciara los peligros que esta tecnología puede acarrear sobre los seres humanos. Este programa centró sus tesis en que la emisiones de estas ondas radioeléctricas eran tres veces más potentes que las emitidas por un aparato de telefonía móvil, por lo que sus posibles efectos adversos afectarían en la misma proporción.

 

¿EXISTE ALGUNA SOLUCIÓN TÉCNICA PARA DISMINUIR LOS EFECTOS EN LA SALUD SIN AFECTAR EL FUNCIONAMIENTO DE LOS TELÉFONOS?

En su documento sobre electropolución el Ing. Mata enumera distintas posibilidades, pero señala un método menos dañino y que tiene cobetura efectiva:

“ En primer lugar se deben cambiar los actuales transmisores por equipos trans-receptores para telefonía celular que son de tamaño reducido y deberían ser colocados uno por cuadra conectados a líneas con pérdidas para producir un campo de irradiación bajo en toda la zona de influencia.

Este esquema ya es utilizado dentro de los subterráneos y de túneles, en edificios de gran estructura donde las señales normales no llegan, y en ciudades como Salzburgo. En lugar de torres con antenas se usa un cable coaxial ranurado construido especialmente para que irradie con bajo nivel de densidad de potencia”.

Consultado al respecto Mata señala que “el problema de esta idea, válida para zonas muy pobladas, resulta más costosa para las telefónicas”. De allí que no se haya implementado.

 

——————–

CIERRE

 

Tema sujeto a diversas  opiniones y una realidad de la que nadie escapa: las ondas electromagnéticas son parte de la vida misma. Habrá que esperar, confiar y trabajar mancomunadamente para que con el tiempo se logren acuerdos, normas y formas de uso consciente de la tecnología, como parte de una visión planificada de cuidado de la salud y nuestro entorno.

Radacción Noelia Gieser

Fuentes:

*www.bahia.gov.ar/antenas

*Ing. Néstor Hugo Mata– Bibliografía complementaria-

*Contaminación electromagnética y el Informe Mundial del Cáncer 2014: “La OMS lo sabía: un elefante en la habitación” / “WHO Knew: The Elephant in the Room”. Por/By: Susan D. Foster, MSW (Traducción completa al castellano)

*Grabaciones del programa “sustentartv”

*www.archivo.lavoz.com.ar

*www.agencianova.com

*www.defensoria.org.ar/noticias/lasantenas

*www.contaminacion ambiental.info

*www.ecoclimatico. com

*www.vanguardia.com

*www.ecologistasenaccion.org

*Consultas técnicas: Ing. German Feres, especialista en Electrónica  aplicada a la salud

*www.informatica-hoy.com.ar

 

(Visited 27 times, 27 visits today)

comentarios

Dejar una respuesta