Nació el primer tapir en el Parque Iberá

Nació el primer tapir en el Parque Iberá

383
0

Nació el primer tapir en el Parque Iberá

Nació el primer tapir en el Parque Iberá, resultado de un proyecto de reintroducción de la especie en peligro de extinción. El animal es cría de los primeros tapires que fueron donados para el inicio del proyecto de repoblación de la especie. Se trata del segundo nacimiento en la zona de la reserva.

El tapir es considerada una especie clave ya que es una especie arquitecta o ingeniera de los paisajes naturales y por su importante papel en el funcionamiento y estructura de los ecosistemas donde habita, especialmente por su rol de dispersor de semillas de hierbas, arbustos y árboles.

Este nuevo ejemplar es el segundo tapir nacido en Iberá después de iniciar el proyecto de reintroducción de la especie de la organización la organización The Conservation Land Trust (CLT) , con el apoyo del gobierno de Corrientes.

Sus progenitores: India y Nene Malo

Sus progenitores llegaron a Rincón del Socorro a principios de 2017. Son India, procedente de la Estación de Fauna Autóctona de Salta, y Nene Malo, que arribó al proyecto desde la Reserva Experimental de Flora y Fauna Horco Molle, en Tucumán.

Aunque ya se sabía desde hace un tiempo que India estaba preñada, el hallazgo del pequeño, encontrado el martes con uno o dos días de vida al lado de su madre, dio una nueva alegría al equipo que trabaja con esta especie en Rincón del Socorro y da alas al proyecto que pretende establecer una población de esta especie en Iberá. Aún así, Emanuel Galetto, responsable del equipo de monitoreo es prudente “porque que las primeras semanas son críticas para la cría, ya que es vulnerable a distintos peligros”.

“La colaboración de estos centros de fauna, y otros que han donado animales al proyecto que CLT desarrolla en Iberá junto con el Gobierno de Corrientes, está haciendo posible que el Iberá recupere parte de la fauna que perdió y sea pionera en la reintroducción , a nivel mundial, de esta especie de tapir”, informaron a través de sus redes sociales desde la ONG ambiental que pertenece al grupo Tompkins Conservation.

Proyecto Tapir: Objetivo

Es reincorporar al herbívoro Neotropical más grande, el tapir, en la Reserva Natural Iberá. La meta a largo plazo de este proyecto es establecer al menos dos poblaciones autosustentables de tapir en el área protegida Iberá, con el objeto de restablecer una especie clave en el ecosistema y contribuir a la recuperación de la diversidad regional.

Situación actual del proyecto

Siete tapires ya viven libres en la Reserva Rincón de Socorro. Los animales reintroducidos fueron donados por la Estación de Fauna Autóctona de Salta y la Reserva Horco Molle de Tucumán. Los animales se están adaptando muy bien a su nuevo entorno y se están volviendo gradualmente independientes de las personas. En Junio, nació una cría en Socorro, convirtiéndose en el primer tapir nacido en la provincia después de casi 60 años de ausencia! Nuevos ejemplares serán reintroducidos pronto en la reserva, para reforzar esta primera población establecida.

El tapir: El mamífero terrestre más grande de América del Sur

El Tapir o Mboreví (Tapirus terrestris) es un perisodáctilo (orden al que pertenecen también los caballos, las cebras y los rinocerontes) de amplia distribución en selvas, espinales y humedales de Sudamérica. El tapir es el mayor herbívoro terrestre de Argentina. Se trata de un mamífero adaptable, con amplia distribución en Sudamérica y nativo del Norte argentino. Esta especie está catalogada como en peligro de extinción en Argentina y se extinguió de la provincia de Corrientes durante el siglo XX. De acuerdo al Grupo de Especialistas en Tapires de la UICN, las cuatro especies de tapires son candidatas ideales para programas de reintroducción o traslocación.

 

Esta afirmación está basada en que los tapires son altamente adaptables a cambios de dieta, de condiciones ambientales y de hábitat y por lo tanto presentan potencial para superar los mayores desafíos enfrentados por los animales relocalizados. Son excelentes nadadores y buceadores, y también se mueven velozmente en tierra. Tienen una longevidad de 25 a 30 años. Durante el día suelen moverse dentro de bosques y en la noche salen hacia zonas más abiertas como matorrales o pastizales, ríos y lagunas. Cuando los días son muy calurosos, pasan largos períodos de tiempo sumergidos en el agua. El tapir prefiere los bosques en regeneración respecto a los bosques maduros, esto probablemente ocurre por la mayor abundancia de especies vegetales pioneras, las cuales son más palatables y con menos estructuras de defensa. También prefieren sectores de palmares.

El Tapir vuelve a las aguas brillantes del humedal correntino

A nivel internacional el tapir está clasificado como Vulnerable a la Extinción, con tendencias poblacionales decrecientes (UICN, 2015). Argentina es el país sudamericano donde la situación de la especie se encuentra más comprometida y está catalogado como En Peligro de Extinción. En los últimos 100 años su distribución en el país se redujo a menos de la mitad y la población remanente está en retroceso. Las principales amenazas identificadas para la especie en la Argentina son la reducción, fragmentación y empobrecimiento del hábitat y la cacería. Probablemente esta última habría sido la principal causa de su desaparición de Corrientes. Hasta hace unos 200 años el tapir habitaba en diez provincias Argentinas: Salta, Jujuy, Tucumán, Formosa, Chaco, Santiago del Estero, Misiones, Corrientes y Entre Rios.

Actualmente se encuentra extinguido en Entre Ríos, Corrientes y Tucumán y probablemente también en Santiago del Estero y Santa Fe. El tapir habitó el norte y centro de la provincia de Corrientes y se habría extendido también al sur de la misma. d´Orbigny lo señala para Corrientes en 1827 donde dice que “el tapir es raro, aunque se ven algunos en los lugares pantanosos”. Habitó la zona de Puerto Valle, en el noreste de la cuenca Iberá y subsistió en la zona de las islas Apipé, Yacyretá y Talavera hasta la década del 60, en donde fue cazado el último ejemplar del que se tiene registro en 1975.

Fauna Argentina

Argentina es el octavo país del mundo en tamaño, extendiéndose desde el Trópico hasta la Antártida y albergando una enorme diversidad de ambientes naturales: selvas lluviosas, bosques nublados, humedales, sabanas y pastizales tropicales; desiertos; bosques, selvas, matorrales, praderas y estepas templados; humedales costeros, campos de hielo y uno de los mares más productivos del planeta.

Fuente/Fotos/Datos: www.proyectoibera.org

(Visited 46 times, 1 visits today)

comentarios

Dejar una respuesta