Nanopartículas para limpieza de aguas contaminadas

Nanopartículas para limpieza de aguas contaminadas

279
0
nanopartículas hierro
Tratamiento de aguas contaminadas utilizando oxido de hierro magnéticas junto a un imán

En Neuquén se esta llevando a cabo investigación de limpieza de aguas contaminadas; con la utilización de nanopartículas de óxido de hierro para capturar del medio acuoso hidrocarburos, plaguicidas, colorantes y otros contaminantes. Por el momento se esta aplicando a nivel experimental.

nanopartículas hierro
Tratamiento de aguas contaminadas utilizando oxido de hierro magnéticas junto a un imán

Frente al uso de nuevas tecnologías para el tratamiento de aguas contaminadas con metales pesados, hidrocarburos, plaguicidas, colorantes o contaminantes emergentes; resulta un gran desafío que involucra la creación de nueva tecnología para poder separar de manera eficiente los óxidos de hierro del agua luego que el proceso de limpieza finalice.

¿Cómo se emplearon las nanopartículas de oxido de hierro?

En el Instituto Probien (Universidad Nacional del Comahue – Conicet); utilizaron minúsculas partículas de óxidos de hierro magnéticas. Las mismas son revestidas de distintas sustancias que tienen la capacidad de adsorber o combinarse con los contaminantes; de esta forma se puede extraer o degradar al punto de convertirlos en inofensivos/inocuos.

Para la aplicación se crearon tres tipos de materiales adsorbentes y tres tipos de materiales fotocatalizadores. Los primeros son, nanopartículas de óxidos de hierro magnéticos recubiertas con sustancias húmicas extraídas de residuos urbanos (dicho proceso realizado en la Universidad de Torino, en Italia); o bien dispersadas en una matriz de quitosano (compuesto comercial) o en una de arcilla.

Además ya se ha demostrado en estudios previos; que el quitosano, las arcillas y las sustancias tipo húmicas poseen muy buenas propiedades de retención de metales pesados y en algunos casos de contaminantes orgánicos. Sin embargo para su aplicación en los tratamientos de aguas; su separación resulta muy dificultosa. Por este motivo es necesario la creación de soportes magnéticos; como las nanopartículas de óxidos de hierro.

Respecto a los fotocatalizadores magnéticos; están constituidos por nanocompuestos de óxidos de hierro y otros metales como cobre, níquel y el cobalto.

El futuro de la investigación

El gran desafío a futuro es la adaptación de estas tecnologías a sistemas reales de tratamiento de aguas contaminadas. Sin embargo, solo se realizó a escala de laboratorio; con la idea es ir avanzando.

El próximo paso es la aplicación en aguas que provengan de un efluentes. Como por ejemplo, fábricas textiles, curtiembres, empresas relacionadas con la actividad hidrocarburífera y frutícola.

La desventaja por el momento es que las nanopartículas de oxido de hierro, no se podría aplicar para sanear ríos y lagos. Ya que es muy dificultosa la tarea de recolección de los nanomateriales (por su tamaño); y que podrían migrar o decantar en el fondo del cuerpo de agua.

comentarios

Dejar una respuesta