Los servidores de internet atienden sin parar nuestros pedidos…imágenes, mensajes, consultas e información. Todo circula por las redes y dispositivos con distinto destino y todo contamina… hasta lo que ahora estás leyendo.

 

EL USO DE INTERNET ES IMPARABLE


 

Según datos de http://concienciaeco.com, cada minuto se envían alrededor de 150.000 correos, se publican en Facebook 3,3 millones de artículos, se realizan 3,8 millones de búsquedas en Google y se suben 500 hs de Youtube.

Por otro lado, en una publicación reciente de muyinteresante.es se sostiene: Todo lo que corre por la Red va a un centro de datos de alguna parte, y la imagen de limpieza medioambiental asociada a esta industria y las grandes empresas tecnológicas no es real”.

La mayoría de los centros de datos que atienden el tráfico en internet están en EE. UU. y consumen muchísima electricidad. Entre los centros de datos más grandes que existen encontramos uno en Chicago, con 102.000 metros cuadrados de superficie. Otro más distante, en Tokio, ocupa 130.000 metros cuadrados.

Toda la información de Internet ocupa un espacio y se necesita de energía para almacenarla. Pero, ¿cuánto y cómo contamina este almacenamiento?

LA CONTAMINACIÓN EN NÚMEROS


 

La organización internacional The Climate Group estima que el sector de las tecnologías de la información produce el 2% de las emisiones de dióxido de carbono. Si se suman a este sector los países menos desarrollados, podría alcanzar el 4% en 2020.

Es que las grandes compañías como Apple o Microsoft utilizan servidores de energía eléctrica que proviene de centrales de carbón.

También se sabe que cien búsquedas en Google producen 20 gs de dióxido de carbono, y que cada persona que usa Gmail durante un año, genera 1,2 kg. de dióxido de carbono.

No puede perderse de vista que para hacer funcionar y mantener los centros de datos, se calcula que es necesario el 1,5% del consumo energético mundial. No obstante, la mayor parte de este gasto se utiliza para refrigerar los sistemas de almacenamiento de datos.

Por último,puede considerarse que internet no solo está constituido por centros de datos, sino de toda la infraestructura que lo constituye. De esta forma, se estima que consume entre un 8 y un 10% de la energía mundial.

BUSCANDO SOLUCIONES…


 

Como vemos, internet no solo ocupa espacio y consume energía, sino que es responsable de una parte de la contaminación y la aceleración del  cambio climático. Pero…¿Cuál es la solución?

Los centros de datos funcionan constantemente. Para evitar fallas en la red eléctrica usan generadores diésel.

Ante la necesidad de que la refrigeración de los servidores sea menor, las grandes compañías como Microsoft planean situarlos junto a fuentes de energías renovables como la energía mareomtriz. También en zonas frías, y en el fondo del mar…

LEÉ MÁS: La nube de Microsoft en el fondo del mar

Google afirma que utiliza energía renovable de parques que ha instalado en los EEUU

Además, es cada vez más usual construir centros de datos cercanos a los polos. De esta manera, Noruega está construyendo la mayor granja de servidores en 600 mil metros cuadrados de superficie cerca del círculo polar Ártico. Una granja que funcionará con energía hidroeléctrica.

 

(Visited 39 times, 1 visits today)

comentarios

Dejar una respuesta