Enfermedades de cultivos se pueden prevenir a partir de Hongos

Enfermedades de cultivos se pueden prevenir a partir de Hongos

317
0
enfermedades de cultivos

Enfermedades de cultivos se pueden prevenir a partir de Hongos

Prevenir enfermedades mediante un hongo natural es un trabajo realizado por la Universidad de la Plata. Se trata de un compuesto de origen biológico; y que a través de la estimulación del sistema inmune de las plantas, permite controlar la aparición de enfermedades.

Bioproducto que previene enfermedades en cultivos como el tomate, la lechuga o el trigo. De esta forma, evita la merma en la producción agrícola por fitopatologías impactando negativamente la economía de los productores. Además el compuesto a ser de origen natural; no contamina el ambiente ni resulta tóxico para las personas o animales al ingerirlo.

enfermedades de cultivos

¿Como el biocompuesto puede prevenir las enfermedades?

El compuesto estimula el sistema inmune de las plantas a través de la acción de un hongo de suelo (Trichoderma harzianum). El agente fúngico desencadena reacciones bioquímicas en los cultivos. Activando sus mecanismos defensivos y provocando que sean tolerantes o resistentes a diferentes infecciones.

Actúa directamente sobre la planta, haciéndola más fuerte y robusta. Luego de implementar la solución, las esporas del Trichoderma harzianum suspendidas colonizan la zona y desarrollan paulatinamente una población que penetra en la raíz del cultivo, estimulando sus procesos de resistencia.

El método puede ser empleado sobre el suelo o administrado en forma aérea. Lo que destaca de este procedimiento, es que se diferencia de los demás fungicidas aplicados en la agricultura; no contaminan el ambiente, no deja residuos en la producción. Tampoco implica riesgos para quien lo utilice y puede ser incorporado a un programa de manejo integrado de enfermedades.

El único requerimiento es que debe renovado en el suelo cada 20 días para restablecer la población de hongos (Trichoderma harzianum). En el caso de esparcirlo a través de una técnica de rociado, debe complementarse con un aditivo que impida la desecación y proteja al hongo de la luz ultravioleta.

La aplicación apunta a la agricultura de cultivo intensivo pero en pequeños terrenos ya que resulta mas afectivo que hacerlo en gran escala.

comentarios

Dejar una respuesta