Granjas Verticales… agricultura urbana

Granjas Verticales… agricultura urbana

526
0

Granjas Verticales y la agricultura urbana

Por Mariano Carrizo

La expansión demográfica en las zonas urbanas es un fenómeno exponencial inevitable, cualquiera que se atreva a contrastar imágenes aéreas o satelitales de una ciudad en plazos de un par de décadas podrá apreciar zonas baldías que se unen, como fundición de metal, a los anillos de alrededores. Esto trae aparejado el aumento poblacional que demanda recursos vitales como agua y alimentos, que provienen usualmente de zonas cercanas. Sin embargo, la misma expansión desplaza los territorios rurales productivos de los puntos de consumo, agregando costos de traslados e intermediarios para que el producto llegue a destino. Pensar en granjas verticales en medio de las urbes.

Huerta vertical, granja vertical

Cuando el espacio horizontal es insuficiente o distante, aparece la tangente vertical; así como las edificaciones tomaron espacio aéreo para crecer en altura, en el mundo de hoy la agroindustria está tomando muy en serio el concepto de verticalidad para dar forma a las huertas urbanas y las granjas verticales para adaptarse a las zonas densamente pobladas y trasladar la producción lo más cerca al punto de consumo.  

 

Punto de partida

El origen de las huertas verticales está íntimamente relacionado a la técnica de hidroponia, fundamental para el apilamiento de plantaciones en una superficie limitada. Aunque no hay un punto exacto del surgimiento de esta definición, el primero proyecto seriamente desarrollado de este tipo fue planteado en 1999 en la Universidad de Columbia de Nueva York, fundamentado en el estudio para optimizar la producción agrícola para abastecer a una población mundial que se estima en 9.700 millones de habitantes para el año 2050, inevitablemente concentrados en las grandes urbanizaciones.

 

Tecnología

Las granjas verticales de gran escala que hoy se encuentran activas incorporan nuevas técnicas que maximizan la producción, llegando a realizar hasta 30 cosechas al año, mientras que una huerta tradicional ronda las 3 cosechas anuales de las mismas plantaciones.

 

Una empresa pionera en este rubro es AeroFarms, que desde el año 2011 comenzó con proyectos de investigación y hoy cuenta con una de las plantas más grandes del mundo de esta tipología. Fruto de la experiencia, han desarrollado materiales y técnicas exclusivas como la aeroponia, una variante a la hidroponía originalmente utilizada.

 

La iluminación juega un rol clave en la agricultura vertical, teniendo en cuenta el objetivo de cultivar en interiores, es inevitable el agregado de alumbrado artificial. La utilización de artefactos LED específicamente desarrollados para cultivos, caracterizado por los colores rosa y azul debido a los espectros lumínicos ideales para fortalecer el crecimiento, funcionan como esteroides para las plantaciones. El aporte de iluminación artificial las 24hs se traduce en una aceleración del crecimiento, logrando en algunos casos la cosecha en menos de un mes desde la fecha de germinación.

 

Economía Circular

No se utilizan fertilizantes ni pesticidas, tampoco hay tierra que absorba los sobrantes de agua, que se mantiene en un circuito cerrado de circulación, donde cada centilitro es reutilizado. Al tratarse de cultivos en ambientes controlados, prácticamente instalaciones de interior, los recursos son aportados directamente a las plantas a través del agua que se aditiva con nutrientes cuidadosamente dosificados para el tipo de plantación.

 

Existen instalaciones experimentales que utilizan energía solar para calefaccionar y generar vapor para humidificar el aire, logrando la eximición de recursos no naturales en el circuito de producción, y como efecto secundario reduce drásticamente los costos operativos de las instalaciones, favoreciendo también la autonomía del sistema.  

En el caso de AeroFarms, han desarrollado laminas de germinación basadas en plasticos reciclados de muy baja densidad. Al culminar el ciclo se vuelve a reciclar, evitando la generación de residuos. Prácticamente no hay desperdicios de materiales en la totalidad del ciclo, desde la germinación a la cosecha cosecha.

 

Todas las instalaciones son biológicamente aisladas, donde el personal requiere la utilización de vestimenta especial, con protecciones en pies y manos, para evitar la contaminación con factores externos.

 

Producción Urbana

El objetivo de las granjas verticales es principalmente la optimización de producción en espacios reducidos, con las múltiples ventajas colaterales de la eficiencia, calidad y capacidad de trasladarse a ámbitos urbanos.

La posibilidad de montar centros de producción de alimentos vegetales en plena ciudad es una realidad muy cercana, que puede reducir costos y mejorar la calidad de los productos que consumimos diariamente.

 

Imagenes: AeroFarms

 

(Visited 83 times, 4 visits today)

comentarios

Dejar una respuesta