Envases plásticos en los océanos: Noruega sorprende con su solución

Envases plásticos en los océanos: Noruega sorprende con su solución

737
0

Los envases plásticos de las bebidas que tomamos se descartan y van a parar a la basura en el mejor de los casos, o a la calles.

Mientras en el mundo se desarrolla la campaña #Mares Limpios, Noruega sorprende con una solución simple y eficaz…

 

¿Cómo funciona el sistema noruego?

Los envases plásticos dejan de ser un problema en Noruega…

Cuando comprás una bebida, se paga una corona extra por el recipiente. Es decir, una moneda extra de ese país, por el envase.

Si se deposita luego el envase vacío (ese u otro) en una máquina especialmente diseñada para eso, se recupera el dinero extra invertido. Se trata de un sistema similar al de los envases retornables en la Argentina.

Las máquinas se encuentran en numerosas tiendas de Noruega.

Las botellas se reciclan

Una botella puede reciclarse más de una vez. De hecho se puede reciclar doce veces. En Noruega se separan los envases plásticos según los colores: las transparentes sirven para hacer botellas nuevas mientras que las de colores se utilizan para crear nuevos plásticos.

¿Quién paga por todo esto? Las compañías de bebidas. Es voluntario, pero si lo hacen, pagan menos impuestos.

Hace ya varios años, Noruega implementó este sistema para reciclar botellas de plástico que al parecer está resultando muy exitoso. La idea es evitar que los océanos sigan siendo contaminados con plásticos.

Noruega y su sistema ingenioso en el mundo

En 2016, en Noruega reciclaron 600 millones de botellas. El índice de reciclaje fue del 97%.

En la mayoría de los lugares,los envases plásticos acaban en las calles o vacíos en la basura, acumulándose en gran cantidad.

El sistema de cambiar una botella plástica por una moneda, reduce la necesidad de fabricar plásticos nuevos.

Noruega asegura que este método es el más eficiente en términos económicos para resolver la situación.

Los plásticos en los océanos

La Organización de las Naciones Unidas (ONU) ya lo adivierte:

Para 2050 habrá más plásticos que peces en los océanos a menos que la gente deje de utilizar artículos de un solo uso elaborados con este material, como las bolsas y las botellas”.

Según el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA), la contaminación plástica está presente en todas partes. Puede decirse que se extiende desde las playas de Indonesia hasta en el fondo del océano en el Polo Norte, y está ascendiendo por la cadena alimenticia hasta llegar a nuestras mesas.

Mirá este informe de SustentAr  sobre el Foro Económico de Davos, en 2016: http://168.181.184.163/sustentar/los-mares-con-mas-plastico-que-peces/

Los datos de la ONU

  • En 1950, con una población de 2.500 millones de habitantes, el mundo produjo 1,5 millones de toneladas de plástico;
  • En 2016, con una población de más de 7 mil millones, se produjeron 300 millones de toneladas, afectando de gravedad tanto a plantas como animales marinos.

A comienzos de 2017, la ONU declaró la lucha contra el plástico océanico, lanzando la campaña organizada por The Economist, en Bali. Esta campaña fue denominada #Mareslimpios.

Mares limpios…¿Qué es?

La campaña #MaresLimpios es un movimiento mundial orientado a los gobiernos, la industria y los consumidores para reducir urgentemente la producción y el uso excesivo de plástico.

Se busca evitar que los envases plásticos continúen contaminando los océanos del planeta, dañando la vida marina y amenazando la salud humana. El objetivo de ONU Medio Ambiente es producir cambios.

Se buscan cambios de hábitos, prácticas, normas y políticas en todo el mundo para reducir drásticamente la basura marina y los daños que causa.

El compromiso de algunos países con los océanos

En su página oficial, el Programa de Naciones Unidas para el Ambiente (PNUMA) explica que la campaña Mares Limpios solicita el apoyo de los gobiernos mediante la creación de leyes nacionales eficaces. También pide  un estímulo para que las empresas y los ciudadanos desarrollen nuevos patrones de producción y consumo sostenibles. Un ejemplo reciente viene de Chile, que anunció una ley que prohibirá las bolsas de plástico en las ciudades costeras.

Varios países ya se han unido a la campaña:Brasil, Colombia, Ecuador, Costa Rica, República Dominicana, Granada, Panamá, Perú, Santa Lucía, Uruguay, España, Chile, Sudáfrica, Omán, Sri Lanka…y otros.

Por otro lado, Indonesia se ha comprometido a reducir la basura marina en un 70%. Canadá ha añadido a las microesferas a su lista de sustancias tóxicas. Por su parte Nueva Zelanda, el Reino Unido y EE.UU. han anunciado prohibiciones a las microesferas.


De a poco, cada nación toma medidas necesarias para intentar que no se incremente la contaminación de los océanos con envases plásticos.

Noelia Gieser
(Visited 184 times, 2 visits today)

comentarios

Dejar una respuesta