Encontraron Agrotoxicos en verduras

Encontraron Agrotoxicos en verduras

80
0

 

verdurasLa organización ambientalista Bios analizó numerosos vegetales expuestos para adquisición del público y la conclusión demostró la existencia sustancias peligrosas para la salud

A partir de un estudio en el que se analizaron diferentes verduras que eran vendidas en la ciudad, la organización ecologista Bios denunció este miércoles que se encontraron sustancias peligrosas para la salud que no deberían estar contenidas en los vegetales.

 

El objetivo de Bios, la Asociación Civil para la Defensa del Ambiente, es demostrar que “las buenas prácticas agrícolas no son la solución al problema” y advertir, una vez más, que “la salud está en juego”.

 

Hace más de tres años la organización denunció penalmente la presencia de residuos plaguicidas en verduras para el consumo humano. Ahora, según informaron, “aún cuando el Senasa lo advierte desde hace años a las autoridades en cada región argentina”, volvieron a comprobar lo mismo.

 

En una nueva ronda de análisis que realizó Bios sobre verduras comercializadas en la ciudad “han vuelto a aparecer sustancias que no debiesen estar allí”, aseguraron y describieron que se trata de “vegetales que usted, nosotros, los funcionarios y nuestros hijos comemos a diario”.

 

Según destacaron los vegetales fueron adquiridos en distintas verdulerías durante el período invernal que es cuando se produce una baja utilización de agroquímicos. Por eso mostraron aún más su preocupación. “Se ha declamado hasta el cansancio sobre las ‘buenas prácticas agrícolas’. Estamos en época del año de poco uso de plaguicidas y sin embargo aparecen estos resultados”, advirtieron.

 

En detalle, encontraron sustancias como el endosulfán que, según aseguraron, afecta directamente el sistema nervioso central con síntomas como hiperactividad, excitación, dificultad para respirar y náuseas. También destacaron la presencia de cipermetrina que provoca como síntoma sensaciones faciales anormales, mareo, dolor de cabeza y fatiga, y de dimetoato, metilazinfos, disulfoton y deltametrina.

 

“El mundo alerta sobre la acumulación de los organoclorados en nuestros cuerpos. Los países extreman sus medidas de control y promueven la agroecología. En nuestra región -y podemos imaginar que en el resto también- seguimos comiendo diariamente residuos de agrotóxicos. ¿Qué tiene que pasar para que las cosas cambien?”, analizaron los ambientalistas, quienes insistieron con que “el camino es la agroecología” y se quejaron que los modelos denominados como “buenas prácticas agrícolas” dominen en las decisiones políticas.

 

Bios es una organización ecologista, que trabaja en la defensa del ambiente, los derechos humanos y la difusión del conocimiento. Sus áreas de trabajo específicas se centran en los impactos del modelo de crecimiento y sus impactos en el ambiente y la salud.

“Desarrollamos campañas, promovemos legislación y generamos material pedagógico y de prensa, en cuanto a los químicos peligrosos, agrotóxicos y modelo rural, salud y ambiente, problemática de la incineración y respeto a la diversidad biológica y cultural”, se describe la organización.

comentarios

Dejar una respuesta