Aprender a Jugar con la NATURALEZA

Aprender a Jugar con la NATURALEZA

555
0

Aprender a Jugar con la NATURALEZA

Los niños jugando exploran el mundo, experimentan, aciertan y se equivocan. La naturaleza pone a nuestro alcance una infinidad de objetos con texturas, matices y posibilidades diferentes que les permiten experimentar y desarrollar su imaginación: piedras, palos, hojas, insectos, agua, semillas…

 

Vamos a contarte, enseñarte,  juegos que están destinados a todos aquellos que quieren vivir sus contactos con el medio natural de una manera educativa y divertida.

 

Conocer es amar

 

Lo que conocemos jugando (y conocer es aprender) no se nos olvidará jamás. Está en la capacidad de los que dirigen y organizan estas actividades sacar el máximo provecho de ellas, evitando que estas se conviertan en simples actividades lúdicas.

Encontrar el árbol

Esto es algo muy sencillo y a la vez muy divertido e instructivo. En el parque o en el jardín, busco una hoja de cada árbol o planta que encuentre. Luego se las entrego todas juntas y mezcladas a Sunflower y ella debe encontrar a qué árbol o planta pertenece cada una de ellas.

Esto da pie para muchas cosas, para comprobar las diferentes formas de las hojas, buscando similitudes y diferencias, aprender vocabulario con los diferentes nombres de árboles y plantas, mejorar la capacidad de observación y atención,…

La cámara fotográfica

Distribución: Por parejas.

Descripción: Tras recordar cómo funciona una cámara de fotos, el monitor ejemplifica con alguien lo que se va a hacer. Éste/a se relaja y cierra los ojos. Se le lleva delante de algo interesante. Entonces se le toca en la cabeza diciendo “clic”. En ese momento el niño/a abre un segundo los ojos (cuenta 1-2) y los cierra. Después va delante del grupo y cuenta qué vio (“revela la foto”). Se le vuelve a enseñar lo que fotografió y se comprueba si la sacó bien. Después nos ponemos por parejas: uno es el fotógrafo y otro la cámara. Se pueden hacer 4 ó 5 fotografías y comentarlas después al primero, que le dirá si las tomó bien. Después se intercambian los papeles. Se pueden sugerir algunos tipos de tomas (paisajes, primeros planos de insectos, de la tierra…) Hay que intentar hacer el juego en silencio.

Hablar sobre: Comentar la experiencia, ¿algo nos dio miedo?, ¿hemos sido capaces de ir con los ojos cerrados, confiando en el compañero. Se puede terminar haciendo todos juntos una foto real. Eso sí, antes deberemos decidir cuál es el sitio más “fotogénico”.

El topo


Para jugar a este divertido juego tendremos que formar dos equipos. Cada uno deberá buscar 5 objetos distintos que estén presentes en la naturaleza (ramas, semillas, piedras, plumas…). Una vez reunidos todos los objetos se le vendarán los ojos a una persona del equipo contrario que tendrá que adivinar tan solo por el tacto y el olfato de qué objeto se trata.

Exploradores


El bosque está lleno de pequeños tesoros solo visibles para los más observadores, y precisamente gracias a este juego podremos desarrollar de forma divertida y amena la agudeza visual de los más pequeños. Para ello recogeremos 5 objetos que podamos encontrar en nuestro entorno y se los enseñaremos a los pequeños exploradores. El que primero consiga reunir los mismos 5 objetos sin abandonar el camino habrá ganado. También puedes jugar a recoger 5 objetos del mismo color.

Hacer siluetas de los árboles

Entorno: Bosque o zona con arboleda variada.

Distribución: Sentados frente a uno/a que se la queda. Edad: Juego apto sobre todo para niños/as pequeños. Descripción: Por turno, cada niño/a imita, con su cuerpo, brazos y piernas, la forma de algún árbol cercano. Los demás intentan averiguar 60 Luis Rodríguez Neila Juegos en la Naturaleza qué árbol es. Después el “actor” lo repite delante del árbol elegido, y recibe el aplauso de sus compañeros/as.

Hablar de: Cada especie de árbol tiene una silueta característica, ¿conocemos alguna?.

Busca uno igual


Distribución: Que posibilite la visión de la caja (se puede hacer solos, en parejas, en pequeños grupos…) Material: Caja o pañuelos, objetos del campo.

Descripción: Se recogen, en secreto, unos 10 objetos pertenecientes al entorno (piedras, semillas, piñas, ramas… y alguna señal de actividad 45 Juegos de pequeño grupo Juegos en la Naturaleza animal o humana). Se coloca todo en un pañuelo, cubierto por otro, o dentro de una caja. Cuando estén los niños/as, se les deja observar todo durante medio minuto (adaptar el tiempo y el número de objetos a la edad). Pasado éste, se tapan los objetos, y ellos/as tienen un tiempo determinado para traer objetos similares a los que recuerden (unos 10 minutos). Después se va sacando uno a uno, viendo quién lo ha conseguido.

Variante: ¿qué falta aquí?: Se observan los 10 objetos. Cerramos los ojos y se retira alguno. Hay que recordar cuál es el que falta (si son muy pequeños, hacerlo sólo con 4 ó 5 ).

Hablar sobre: Contar, si se puede, algo interesante de cada cosa (procedencia, curiosidades, usos…)

Carrera de árboles



A simple vista todos los árboles pueden parecer muy similares entre sí. Gracias a este juego los niños podrán aprender a reconocer de forma sencilla los nombres y diferencias de la flora de un lugar. Un adulto dirá en voz alta el nombre de un árbol cercano, que se encuentre junto al camino por el que avanzamos, y los niños tendrán que buscarlo y tocarlo. También se puede realizar mediante pistas, resaltando una característica de sus hojas o frutos.

Libertad


Existen infinidad de juegos y actividades que facilitan el contacto de los niños con la naturaleza, pero no menos importante es dejarlos jugar libremente y que ellos mismos inventen, imaginen, contacten, exploren, etc. de la manera que mejor lo sientan.

Con información de: Juegos en la Naturaleza de Luis Rodríguez Neila
(Visited 50 times, 1 visits today)

comentarios

Dejar una respuesta