Amortiguadores regenerativos eficientes y seguros

Amortiguadores regenerativos eficientes y seguros

445
0

Amortiguadores regenerativos

Cualquier movimiento no deseado de un coche acaba transformándose en algún tipo de energía que, generalmente, se pierde irremediablemente. Cuando pisamos el pedal de freno, las pastillas aprietan los discos de freno, transformando la energía cinética que nos sobra en calor que ya no podemos aprovechar. Para ser más eficientes, los coches híbridos emplean generadores eléctricos en lugar de frenos convencionales para recuperar parte de esa energía cinética y guardarla en un sistema de baterías, aunque los discos sigan siendo imprescindibles para el tacto final de frenado.

Siguiendo la misma línea de pensamiento, los amortiguadores también convierten movimientos del coche en energía que se desaprovecha en forma de calor. Y es que los baches que comprimen los muelles, y el trabajo de estos para recuperar la posición de las ruedas, generan altas cargas energéticas que los amortiguadores se encargan de disipar mediante un sistema de válvulas estranguladoras que se mueven a través de un fluido viscoso, lo que genera calor en dicho fluido (aceite, para ser más exactos).

Ese calor se pierde, y no se puede recuperar. Pero Levant Power lleva tiempo trabajando en un tipo de amortiguador activo capaz de recuperar parte de la energía que se genera en los amortiguadores. Asociada con ZF están preparados ahora para llevar estos dispositivos a la producción.

Este tipo de amortiguadores emplea una pequeña bomba de aceite con una bobina acoplada en su eje motriz. De esta manera, cuando el amortiguador quiere comprimirse, ha de hacer moverse a esta bomba en un sentido. Y cuando quiere expandirse, tiene que mover la bomba en sentido contrario.

De estos dos giros de la bomba se saca energía eléctrica. En función de la intensidad del campo eléctrico que rodea la bomba de aceite se puede controlar, además, el tarado del amortiguador, pudiendo conseguir de esta manera tarados distintos para compresión de alta velocidad, compresión de baja velocidad, extensión de alta velocidad y extensión de baja velocidad, consiguiendo un amortiguador variable y potencialmente regulable en cuatro vías…. El sueño de cualquier ingeniero de puesta a punto para un coche de calle, donde por razones de costo se suele acabar con amortiguadores convencionales pasivos, demasiado comprometidos en sus funciones.

El empleo de esta tecnología incrementaría la eficiencia de nuestros vehículos, al tiempo que también daría una mayor ventana a la hora de ponerlos a punto. ¿Problemas? Costes, pesos y complejidad técnica en su instalación y mantenimiento, pero parece que ZF va en serio con esto y podríamos verlos en el corto plazo en algún modelo de producción.

 

Fuente: http://es.autoblog.com

(Visited 24 times, 1 visits today)

comentarios

Dejar una respuesta